Consúltelo en línea

16 junio 2015

Rómulo, ¿carcajada de burro?



Rómulo (derecha) cimbró con su destape.
Una parte del discurso de Rómulo Farrera durante su destape como candidato a la gubernatura, me llamó personalmente la atención: su cercanía, conocimiento, experiencia y ligas con los países del Este asiático, cuya economía ha tenido un repunte impresionante en los últimos años, de tal manera que han superado, incluso, a los países europeos con una economía estable y un crecimiento sostenido.
Es evidente que el empresario chiapaneco, conoce de cerca las estrategias de desarrollo de Corea del Sur, Taiwan, Malasia y Tailandia, cuyos gobiernos, de más o menos 25 años a la fecha, han venido tomando medidas políticas rápidas y eficaces, que obligan a los inversores a mantener cierto nivel de reciprocidad frente a los incentivos oficiales, lo que está generando resultados a favor de la macroeconomía de la que ahora gozan.
Lo que en el mundo se conoce como “el milagro económico asiático” en realidad, es resultado de un conjunto de políticas y reglas económicas, aplicadas con disciplina y orden y por supuesto, dentro del marco político de un Estado de Derecho firme y determinado a garantizar la seguridad de las inversiones. Todo eso facilitó el crecimiento industrial y la apertura del mercado, pero sobre todo, la contención de las divisas.
Si Rómulo Farrera tiene noción de la generalidad que en aquella región del planeta ha logrado un repunte económico sin precedentes, podría constituirse en un buen prospecto para encaminar a Chiapas hacia un desarrollo más allá de los paliativos populistas que a decir verdad, engendran más pobreza que progreso.
Por ejemplo, en esos países la asistencia social es prácticamente nula. Y no porque los gobiernos sean insensibles o soberbios, sino porque a los ciudadanos, se les otorgan las herramientas para ser productivos y, en base a sus resultados, reciben los incentivos necesarios que los posiciona en una escala económica activa.
La pobreza y la pobreza extrema de un estado como el nuestro, requiere de estrategias permanentes para su combate; en primer lugar, clasificar la pobreza y en segundo, aplicar políticas de crecimiento económico, partiendo de una planeación ordenada de los recursos con que se cuenta. En la clasificación de la pobreza (no de los pobres puesto que eso ya sería clasismo), debe entenderse primero que las personas en condición de pobreza, no están impedidas de realizar labor alguna. Son productivas si se les proporciona una herramienta para ser útil, si se les abre una oportunidad de empleo.
Gertrude Himmelfarb, hace un análisis de la clasificación de la pobreza y concluye que solo hay pobres e indigentes. Los primeros, fueron la fuerza laboral que detonó el desarrollo industrial de Inglaterra a finales del siglo XVIII y principios del XIX y los segundos, por su condición física o mental, fueron acogidos por instituciones del gobierno. Si cada ciudadano tuviere una fuente de ingresos y el gobierno, en lugar de invertir en paliativos, invirtiese en la generación real de empleos, la pobreza sería de fácil erradicación y el desarrollo integral, se elevaría ostensiblemente.
Asumo que Rómulo Farrera, tiene un amplio conocimiento sobre el tema del crecimiento económico; no dudo que es un hombre que aplicaría las mismas políticas empresariales en la cosa pública. La pregunta es si su repentina aparición con pretensiones políticas, es real y si tiene, por lo menos, un sustento social y no vaya a ser solamente una carcajada de burro en primavera.
Resulta curioso que tras el anuncio, la respuesta de la gente fue positiva para él. Hubo quienes le han reclamado el despojo de un terreno de la UNACH; otros que aseguran que su inmensa fortuna, la logró al amparo de gobiernos corruptos. Eso, sin duda, en su momento, el empresario deberá aclarar para bien suyo y del proyecto que dice encabezar.
Ahora bien, debe ser malo para él que se le compare con el gobernador electo de Nuevo León, apodado “El Bronco”. No veo similitudes y sí, muchas diferencias. Personales, ideológicas y geopolíticas. Chiapas no es Nuevo León; cada estado tiene sus particularidades, sus avances y retrasos. Jaime Rodríguez Calderón, es meramente bronco, tosco, vulgar… Farrera es un poco más educadito, más inteligente, no tan bruto como el neolonés.
¿Hay algo trascendental detrás del destape suyo? Sí. Muchas cosas que conforme pase el tiempo, se irán descubriendo. Por lo pronto, muchos deben poner sus barbas en remojo. No les será fácil remontar a un posible candidato independiente que, en menos de 24 horas, conjuntó a casi toda la opinión pública a su favor. Esto obliga a reconsiderar las estrategias políticas para el 2018. Y a construir un discurso realista, certero, viable, creíble…
ksheratto@gmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

15 junio 2015

Turismo, corrupción y CDI


Despojó a pueblos indígenas.
Muchas veces hemos escuchado algunos términos para dar al turismo en Chiapas, determinadas categorías: turismo de aventura, ecológico, rural, extremo, ambiental, en fin… Y vemos por todos lados publicidad motivante. Pero, ¿el turismo, en esas modalidades, está siendo realmente el puente de la salvación económica del estado, como se ha presumido? Debiera ser así. Se supone que la estrategia fue diseñada para detonar el potencial turístico, principalmente en zonas indígenas.
Entre las dependencias gubernamentales que se fueron involucrando en la explotación turística de zonas como la Selva Lacandona, los Altos, la Sierra y el Norte, están la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y, por su naturaleza y funciones, las distintas ramas de las secretarías de Turismo Federal y Estatal.
La idea era ampliar las oportunidades para las comunidades indígenas que habitan cerca y dentro de reservas naturales, cuya belleza es incomparable y, por supuesto, codiciada por miles de turistas de todas partes del mundo. Era, por decirlo de forma simple, la estrategia adecuada para que los mismos indígenas, planeasen su propio desarrollo, sin detrimento de su cultura y bajo esquemas para la conservación del medio ambiente.
¿Qué pasó, entonces? Lo de siempre: funcionarios inescrupulosos que violaron las reglas de operación de los recursos financieros, para beneficiarse a sí mismos; más aún, faltaron deliberadamente al Código de Conducta de la CDI, violaron la constitución y han mentido sistemáticamente a la sociedad y a sus superiores.
Uno de éstos ha sido Hernán de Jesús Orantes López, actualmente diputado federal electo por el PRI y hermano de la ex aspirante a la gubernatura, María Elena de los mismos apellidos. Antes de inscribirse como candidato, fungió como delegado de la CDI en Chiapas. Con documentos en mano, ejidatarios de distintas comunidades dentro de la Selva Lacandona, prueban el fraude del que han sido víctimas por el arriba mencionado y por otros funcionarios de las instancias de turismo en la entidad.
Un ejemplo: una comunidad solicitó apoyo financiero para fundar un centro ecoturístico dentro de su demarcación. No se lo negaron. La autorización llegó e incluso, se les hizo la famosa “entrega simbólica” —y pública— del cheque con determinada cantidad. Pasado el tiempo, empleados de esas dependencias, se presentaron con el “efectivo”. Solo que, de los tres millones de pesos —por citar una cantidad— ofrecidos y exhibidos en el “cheque simbólico”, solo entregarían un millón, al que además, le descontarían 600 mil pesos más. Es decir, en total y en efectivo, los ejidatarios indígenas, recibirían 400 mil pesos.
Sucedió lo mismo con la entrega de herramientas e instrumentos para el desarrollo de esas comunidades. Cito otro ejemplo: se hizo entrega de cien chalecos salvavidas que, se supone, cumplirían con todas las normas internacionales; el valor reportado por esos aditamentos fue de 700 mil pesos. Pero resulta que su valor real en cualquier tianguis de callejón, es de menos de cien pesos cada uno. Y por supuesto, no cumplen con los requisitos exigidos.
Evidentemente, el delegado de la CDI, hizo su agosto todo el tiempo que estuvo representando a esa dependencia federal en Chiapas. Avalado o alcahueteado por la secretaría de Turismo en Chiapas, cuyo titular, Mario Uvence Rojas, parece desconocer o ignorar deliberadamente la trágica situación de los centros ecoturísticos en la entidad.
¿Cómo pretende la dependencia de turismo explotar el potencial turístico en Chiapas en esas condiciones? ¿Con qué autoridad moral, la exsenadora Orantes López acusa al PRI y al Verde de haber ganado las elecciones mediante la corrupción, si su hermano, Hernán de Jesús, despojó a las comunidades indígenas para, presumiblemente, pagar su campaña?
La infraestructura para el turismo ecológico, de aventura, rural y extremo, es deplorable, por las mismas razones. Caminos intransitables, falta de energía eléctrica. Con decirles que hasta en materia de protección civil, hay graves, gravísimas fallas. No se puede promover la atracción de turistas, si no se tienen las condiciones adecuadas y si además, se permite la corrupción, el despojo, la mentira, el engaño.
Algo urgente debe hacerse para explotar debidamente el turismo y para alcanzar el desarrollo pleno y cierto de las comunidades que dependen de esa actividad. Lo primero, investigar a los corruptos, castigarlos y lo segundo, nombrar a funcionarios comprometidos con el progreso de Chiapas, alejados de los actos deplorables. Alguien debe informar puntualmente al gobernador de lo que realmente sucede, para que ordene una limpieza. Alguien.
ksheratto@gmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

14 junio 2015

¿Elegir con el estómago?






Angel Mario Ksheratto

Columna dominical publicada en 
El Heraldo de Chiapas.




Albores Gleason, perdedor.
Puede que existan variadas lecturas futuristas emanadas del resultado electoral de hace ocho días; habrá quienes festejen y los que deploren los números finales. Todos y ninguno tendrá suficientes razones para revertir el sentimiento colectivo que procreó al verdadero triunfador de las elecciones: el abstencionismo que, a pesar de las cuentas alegres, sigue siendo el enemigo invencible, sostenido ahora por la nulidad del voto, que creció como gigante en casa de enanos.
Entre las muchas lecturas, está la estrepitosa derrota del PRI, frente al partido que nació de sus entrañas y que, no solo superó al maestro en mañas y artimañas, sino que propinó al padre, la paliza que ese partido pudo esperar del PAN o el PRD, nunca de su crío. La debacle del llamado tricolor, tiene muchos autores y tantos motivos, que es difícil determinar cuál ha sido el factor preponderante que lo coloca, en Chiapas, entre una segunda y tercera fuerza política.
Desde hace dos sexenios, el PRI no ha tenido un liderazgo sólido, ni una postura respetable; los yerros cometidos, han tenido tal magnitud, que no ha podido ser ni siquiera una oposición visible. Menos ahora, cuando por conveniencia, debe poner todas sus canicas al lado del partido que lo dejó fuera de toda posibilidad para las elecciones locales. La actual, no ha pasado de ser solamente la administradora de su propia desgracia.
Otra lectura es que, el fortalecimiento del PVEM, al que pertenece el gobernador, es resultado de un gobierno que, a juicio de muchos, ha respondido a las expectativas de la ciudadanía. Obviamente, no se entiende esa lectura si el principal aliado gubernamental, cayó hasta el fondo de las preferencias electorales. Tampoco se entiende si se revisa la estructura partidista pevemista, cuya anarquía ya es célebre.
No obstante, existe la teoría en el sentido que el voto duro, el voto cautivo priísta, sucumbió ante un hecho inocultable: la precaria dignidad, arrastrada por la pobreza, aun con los programas y estrategias para combatirla. ¿Cómo explicar el revés priísta en San Juan Chamula donde el mismísimo PRI, la Pepsi-cola, el posh y el catolicismo son insustituibles? Todo indica que ahí, el PVEM, aplicó tácticas que el PRI olvidó deliberadamente o, sencillamente, la inexperiencia de su actual dirigente —un chaval desconocedor del Chiapas actual (y de su historia, por lo evidente)—, no le permitió emplear, por ignorancia y soberbia extremas.
También hay quienes atribuyen los resultados a la inercia populachera, ésa que dirige sin indicar el rumbo; es decir, la moda de votar para obtener. La del voto adulador. ¿Quién gana y quién pierde? Todos. Así de sencillo.
Las lecturas, por tanto, pueden ser acertadas o equivocadas. La calidad democrática de la que gozamos, es la gran utopía, en términos de capacidad para el entendimiento de toda razón. A la gente, en realidad, le importa poco quien gana y quien pierde. Lo que quiere es garantizar la subsistencia, no la sola idea de avanzar en sentidos tan prácticos como la pluralidad, el respeto, el desarrollo, el progreso, las libertades, la equidad. Y no hablemos de educación, salud, infraestructura y otras cosas por el estilo.
La lectura puede ser variada, como ya he dicho; qué debemos entender, es asunto del cristal con que cada uno vea el asunto. Lo importante es qué hacer para alcanzar la suficiencia intelectual que nos dé la oportunidad de lograr la excelencia democrática que necesitamos para, en el futuro, elegir a quien nos represente con decoro, quien nos gobierne con honradez y no a quien nos prometan lo incumplible.
Siendo francos, los diputados federales ahora electos, no representan a los chiapanecos. No les alcanzó la demagogia para convencer a nadie. ¿Estamos obligados a seguir padeciendo a los mismos políticos, a los mismos mentirosos, a los mismos que saltan de un partido a otro? ¿Estamos condenados a elegir con el estómago y no con el cerebro o, cuando menos, con el corazón?
Estamos inmersos en un proceso electoral local; inmejorable oportunidad para elegir al o la candidata más sensata, al más inteligente, al más pulcro, al más honrado, al más digno, al más derecho… ¡Oh, no! ¡No existen los prohombres en Chiapas! Debo ser directo al decirlo: Debe elegirse al menos sinvergüenza de entre todos. Existe esa última opción, por si no lo cree.
A usted, a todos corresponde responder a la sociedad, a sus hijos, a sus nietos, a su familia, a sus amigos, con un voto inteligente; No lo desperdicie por una despensa, una camiseta que al rato estará llena de hoyancos (como las calles de nuestros pueblos y ciudades), por una gorrita; por 200, 300, 500, mil pesos. Una despensa le quitará el hambre medio día; un voto razonado, le dará trabajo para mantener a su familia sin hambre, siempre.

POLÍTICOS EN PENA.- Los ya candidatos para Tuxtla Gutiérrez, están listos para la arena que les pongan enfrente; habrá de todo. No nos interesan, desde luego, berrinches, lloriqueos, acusaciones y demás puestas en escena que indiquen impotencia, impericia, irresponsabilidad, desesperación y debilidad de los contendientes. La contienda real, se presume, será entre Paco Rojas y Fernando Castellanos. Los otros pobres, deberían mejor regresar a casa a ver los aburridos partidos de la selección mexicana. Y esperemos que las propuestas no giren en torno a valijas Vuitton y cajas de zapatos. ● Hablando de ese asunto, al candidato del PVEM, sus asesores le están tendiendo la cama para perder. ¿A quién se le ocurrió exhibirlo como plañidera acusando una campaña de desprestigio en contra suya? En primer lugar, debió hacerlo la dirigencia estatal (o la municipal, si es que existe) y no el candidato. Fernando Castellanos, por lo visto, tiene a los enemigos dentro, no fuera. Mal inicio. ● Que el tal Leonardo Guirao, aquel exalcalde que tiró toneladas de billetes en casi todo el estado mientras su pueblo moría y muere de hambre, está metiendo mano en las elecciones. El dinero, fluye como cascadas impresionantes para apoyar a sus candidatos locales. ¿De dónde sale tanto dinero? El tipo, dice ser pobre. ¿De dónde, entonces? Debe ser investigado, antes que el fuero lo proteja… Aunque dicen que ya está siendo investigado y rumores hay, en base a los resultados de dicha investigación, que podría no tomar posesión como diputado federal. ● Que le bajaron los sumos al partido Mover a Chiapas. Y no desde la oficina de Juan Carlos Gómez Aranda, sino del inquilino mayor de Bucareli. Suficiente ha sido la derrota del PRI en Chiapas, como para que un “moradito”, le reste más votos. De tal manera que el MOCHIS, tendrá que imponer candidatos perdedores, para no desafiar las órdenes superiores. ● Hablando del que habla fuerte en la SEGOB, un político costeño, presumió que el mismísimo Miguel Ángel Osorio Chong, le habló a su celular para decirle que él y nadie más que él sería el candidato del PRI a la alcaldía de su pueblito. ¿Sabe usted quién es? Le doy una pista: es un soberbio de primer nivel, prepotente, abusivo y loco. Dice ser, el amado de todos los tiempos de los ferrocarrileros. ● A Los Jaguares de Chiapas, no les pagan el sueldo. ¡Ah, pero trajeron a Ricardo Antonio Lavolpe como entrenador! Hay versiones que ese equipo, se va de Chiapas. Si no en ésta temporada, en la siguiente. O antes que empiece el próximo torneo. Si en la FIFA se destapó la corrupción, que no se sepa que pasa con el equipo pablista que fue traído para ocultar la corrupción imperante en ese entonces.

PURGANTE.- María Elena Orantes López, la derrotada candidata a la gubernatura, sacó a relucir su inconformidad tras la derrota de su partidito en Chiapas, el Movimiento Ciudadano, propiedad de uno de los gobernadores más corruptos que haya tenido Veracruz, justo en los tiempos de Salinas de Gortari: Dante Delgado Rannauro. La exsenadora, acusó al gobernador de “tirar la piedra y esconder la mano”, asunto que al chiapaneco común y corriente, ni le va ni le viene. El caso es que agregó que el PRI-PVEM, ganaron la elección federal por la corrupción y otras lindezas ilegales de ambos partidos. Lo que olvidó doña Nena es que su hermano, Hernán de Jesús Orantes López, fue candidato —y ganó—, por esa “maldita” coalición. En otras palabras, la ex de todas las ex (porque ha estado en todos los cargos posibles, gracias a su capacidad para mentir) acusa a su hermano de corrupto. ¿O es Chuchi el único pulcro, honrado y limpio de esa alianza? Algunos griegos, los miembros de dos o tres tribus hebreas e incluso los más pervertidos romanos, lavaban con lejía sus labios, antes de besar ciertas partes innobles y pudendas de sus objetos de placer, o antes de injuriar a su más acérrimo enemigo. Ojalá, doña “Ex”, haya hecho lo mismo.

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

06 mayo 2015

Revertir efectos nocivos de políticas fallidas: EODE



"Estamos ante un retroceso que nos obliga a razonar el voto."
Evelyn Oliva Domínguez Escobar, se hizo candidata de un partido totalmente desconocido; fue de la noche a la mañana cuando de pronto, su nombre comenzó a figurar entre los escasos militantes del Partido Encuentro Social, organización política con tintes de fanatismo religioso. Antes de pactar la entrevista con Domínguez Escobar, otro candidato del PES, se había declarado “admirador de Jesucristo” y uno más, auguró el infierno para los que no creyesen en sus promesas de campaña.
Con todo, Evelyn parece estar a salvo del extremismo con que se conduce el resto de compañeros suyos. De hecho, evita hablar de Dios durante la entrevista y la palabra “religión”, no la menciona para nada. Parece sincera, a pesar de estar rodeada de discretos hipócritas que con una mano alaban a Dios y con otra, le roban al prójimo. Tanto, que los recursos financieros de las campañas de todos los candidatos del PES en Chiapas, siguen sin ser entregados. Pero ese es otro tema.
En su isla moral, me encuentro con la aspirante a una diputación por el Distrito XII Electoral Federal. Es sencilla en su vestir y hablar. Admite que no es buena dando entrevistas, en virtud de su condición de ciudadana y no política profesional. Responde, a veces, con cortedad. No suele extenderse en sus respuestas, “para no parecer repetitiva”, explica. Eso sí, se nota segura, especialmente cuando se le toca el tema de la crisis partidista que orilló a partidos políticos de Tapachula, a postular, mayoritariamente, candidatos ciudadanos o los llamados “independientes”.

Los partidos políticos han sido totalmente rebasados ―le comento fuera de micrófonos y el tema vuelve a relucir ya en entrevista formal―, de tal suerte que usted es prácticamente una candidata ciudadana, pues no tiene militancia en ningún partido. ¿Se debe recuperar la credibilidad en el sistema partidista, o se debe ciudadanizar a los partidos? ¿O debemos dejar que se mueran de inanición social?

―Yo creo que primero, debemos lograr la concientización del voto. Concientizar a la gente para que no siga siendo parte del mismo sistema. Debemos darnos cuenta que no somos víctimas, sino cómplices, puesto que permitimos que el mismo gobierno nos manipule, nos mienta, nos engañe. Para llegar al grado que hemos llegado, es porque hemos sido utilizados, y porque, ante esas condiciones de sumisión, hemos sido pasivos, muy permisivos. Hoy es el momento que los ciudadanos tomemos la batuta y decidamos por nosotros mismos, por nuestro futuro y por el futuro de nuestros hijos.

―¿Es posible lograrlo cuando estamos en un país donde el principal esquema, el la corrupción, se sigue fortaleciendo?

―Sí, sí es posible porque estamos en un momento de hartazgo; es un momento coyuntural que se debe aprovechar para bien de la sociedad misma e incluso, para el mismo sistema, que requiere urgentemente, una buena sacudida para que termine de morir o se regenere. Creo que en este momento, todo mundo está queriendo cambiar las cosas por la situación que estamos atravesando, pero nadie quiere decir cómo vamos a lograr ese cambio. Hay algunas propuestas, pero creo que debemos hacer más para lograrlo. Estamos en retroceso y no solo en el Distrito XII, sino en todo el estado, vemos con preocupación que los únicos movimientos registrados en temas como la educación, la seguridad, la salud y otros prioritarios, son hacia atrás, hacia un retroceso que nos obliga a reflexionar y razonar el voto ciudadano, el verdadero voto útil.

―Cuando hablamos de esa crisis de credibilidad, hablamos de todas las instituciones, incluyendo al Instituto Nacional de Elecciones, cuyo arbitraje está siendo seriamente cuestionado, precisamente por la falta de credibilidad en ese órgano, ¿cree usted en un INE descalificado como árbitro y organizador de un proceso electoral con claros tintes de inequidad?

―Lo que se ve no se juzga; ver la insultante publicidad de uno solo de los candidatos contra la falta de publicidad de los demás, es un contraste que marca diferencias y nos muestra con claridad el tamaño de la inequidad electoral; eso nos indica que ahí, alguien, no está haciendo correcta y oportunamente su trabajo.

―Justamente, el tema de la corrupción es la bandera que todos los partidos están levantando en ésta campaña, pero todo parece indicar que por más instrumentos que se creen o inventen, el asunto no se acaba ni por decreto ni por decisiones consensuadas, si no hay un proceso de cambio de fondo, ¿qué propondría usted para que la normativa tenga, primero, la aplicabilidad necesaria y segundo, la consolidación de una nueva cultura sin corrupción?

―Una de las primeras propuestas serias del Partido Encuentro Social, es que se retire el fuero a todos aquellos que tengan intervención en la vida pública del país. Todos los candidatos, ahora, y diputados una vez que se haya ganado el proceso electoral, lo primero que haremos es renunciar al fuero y que la aplicación de las leyes del país, sea pareja, sin distingos y sin favoritismos. Ese será un buen primer paso para terminar con la corrupción.

―Sería como destetar a un bebé.

―En ese caso, haremos la invitación a todos los diputados para que se sumen en un proyecto que va más allá del protagonismo; un proyecto que podría rescatarnos como país y regresar a una vida institucional sólida y sobre todo, sana.

―Vemos con pena y vergüenza que muchos candidatos están solamente refriteando las promesas que se han hecho antes y que lejos de cumplirse, han afectado de manera drástica y directa a los ciudadanos; algunos prometen que van a “reactivar al campo”, otros que van a “exigir” tarifas justas a la CFE, ¿alguna de éstas es propuesta suya también?

―Con respecto a la CFE, no creo que debamos exigir reducción de tarifas, en virtud de las circunstancias actuales. Lo que sí debemos proponer es tarifas fijas. Es decir, que ya no aumenten. Con eso ayudamos a la gente. Ese es un tema, además, de mucho fondo, que habrá de pasar por lo que hablamos al principio: la erradicación de la corrupción, porque la CFE, se nutre de la corrupción y eso le ha permitido someter a los mexicanos a sus caprichos e intereses.

―En lo que al campo se refiere…

―Hay muchos apoyos para el campo y muchas veces, se quedan sin ser ejecutados. ¿Qué debemos hacer? Primero que nada, que éstos lleguen de manera directa a los pequeños productores. De esa forma, revertiríamos los efectos del coyotaje, que es el que se queda con la mayor parte de los recursos y daríamos recursos suficientes a los productores para que alcancen el grado de producción que se requiere para hacer del campo, una actividad plenamente redituable, pero también, de alta competitividad.

―Parece mentira, pero volvemos a caer en el tema de la corrupción, ¿qué instrumentos legales pretende usted proponer para evitar que esos recursos caigan en manos de funcionarios ladrones que se quedan con la mayor parte de éstos?

―Ahí, mucho tendrá que ver la concientización del campesino. Ahí debemos trabajar fuerte para enseñarle al campesino que, como ciudadano, tiene derecho a recibir asistencia financiera y técnica, pero ésta, no le debe ser entregada bajo ninguna condición. Concientizarlo para que cuando algún personaje pretenda engañarlo o pedir algo a cambio de su ayuda, que lo denuncie para empezar, por ahí, a combatir los abusos y, por supuesto, la corrupción.

―Sobre la seguridad, ¿qué propone para la creación de instrumentos jurídico-legales-penales para fortalecer la seguridad en la frontera, sin que ello repercuta contra los derechos humanos de los migrantes y por otro lado, no nos convierta en interés nacional estadounidense?

―Creo que debemos empezar desde adentro; limpiar a los cuerpos de seguridad y buscar que los altos mandos, cumplas con una serie de requisitos que primero que nada, los haga verdaderamente aptos para garantizar la seguridad ciudadana. Creo que los jefes policiales deben pasar por varios filtros que nos den la certeza que se está entregando el mando policial a personas con perfiles altos y confiables.

―Oiga, siendo el llamado “Mando Único”, un fracaso en Chiapas, ¿qué otro instrumento considera usted viable para garantizar la seguridad en la entidad?

―Creo que deben cumplirse las estrategias y respetarse los protocolos. En el caso del Mando Único, es una estrategia que engloba acciones contundentes, pero al que le faltan instrumentos jurídicos para hacerlo más realizable y, por supuesto, más concluyente. Sobre eso, creo, vamos a trabajar: dotar a los proyectos y programas de seguridad, de los instrumentos necesarios para que sean más efectivos.

―El Parque Agroindustrial de Chiapas, se perfila para ser el megaproyecto que elevará a Chiapas a la competencia mundial en comercio y productividad, ¿supone para usted, motivo de arduo cabildeo para bajar recursos que fortalezcan ese proyecto?

―Creo que va a ser un detonante. Tenemos todo para que ese parque se convierta en un motor general y necesario de la economía de Chiapas; parte de nuestra función será, definitivamente, buscar los recursos para que una vez terminado el proyecto, eleve la competitividad comercial de Chiapas. Y claro, estaremos vigilantes que sea un proyecto que beneficie a todos los productores y no caiga en prácticas monopólicas como ha ocurrido con otros proyectos que, al final, fracasan por malas administraciones.

―Por cierto, el café, anda de mal en peor.

―Ese es un tema muy importante en nuestra región, dada la productividad de uno de los mejores cafés del mundo. De hecho, gran parte de los ingresos per cápita de la zona, se deben a la producción y comercialización del café, pero que, en las lamentables condiciones de enfermedades de los cafetos, no se ha hecho mayor inversión, que no sean paliativos propagandísticos. Ahí hay una emergencia que, de ganar la diputación, me obligará a buscar los mecanismos y recursos para salvar a los cafetaleros.

―¿Cuál es el tema de su preferencia? ¿Hablando de qué la hace sentirse cómoda?

―La equidad de género. Estoy firmemente convencida que la equidad de género es el paso compartido que debemos de dar hombres y mujeres hacia donde tengamos que ir. En materia de asistencia, a las mujeres dentro del esquema de equidad de género, creo que nos tienen condicionadas con programas que si bien ayudan, no acaban con los problemas de fondo que mantienen a muchas mujeres sometidas. En ese sentido, como diputada, voy a luchar porque los empleos para las mujeres, tenga las mismas condiciones para los hombres en el asunto del salario y las actividades a realizarse. No es posible, por ejemplo, que un hombre policía, gane más que una mujer policía, cuando ambos, trabajan el mismo horario y corren los mismos riesgos. Si logramos homologar los sueldos de los hombres con las mujeres, no solo estaríamos dando un paso sustancial hacia la verdadera equidad, sino que estaríamos además, otorgando una vida digna a los hijos de cada mexicano, de cada chiapaneco.

―Complicada tarea, si se toma en cuenta que hasta hoy, los partidos políticos y las instituciones que aparentan “defender” a la mujer, solo las utilizan y luego las desechan; una realidad dolorosa…

―Dejar de condicionar a la mujer, debe empezar, socialmente hablando, desde el hogar. Políticamente, desde el gobierno. Si el gobierno se siente responsable y obligado a asistir financieramente a las mujeres mexicanas, debe cumplir con los postulados constitucionales que prohíben la utilización de recursos para la captación de votos a favor de los candidatos oficiales. Ese sería un buen principio.

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

05 mayo 2015

Campaña inequitativa



Alcanza hasta para ridículas procesiones.
Aun cuando es un distrito ajeno, en la jurisdicción de Huixtla, a la orilla de la carretera, no pasa desapercibido el espectacular con la foto del candidato a una diputación federal por Tapachula, Samuel Chacón. No sorprende; lo que sí llama la atención es que solo aparece su rostro y su nombre. El slogan “La gente nos une”, ha sido borrado con pintura blanca. Las lonas con publicidad del candidato priísta-verdista, abundan en la ciudad y los demás municipios que pertenecen a ese distrito.
A unas cuadras del mercado “San Juan”, me sobresalta el repentino insulto que suelta el taxista que me lleva al centro de Tapachula; va dirigido a unos cinco muchachos que portan fotos del cuestionado exalcalde y solicitan permiso para pegar calcomanías en los autos. Éstos no se inmutan ante la injuria y hacen lo posible por esquivar una bolsa de agua que les es lanzada desde otro vehículo en marcha.
De dicho mercado al parque de Tapachula (un kilómetro, aproximadamente), conté 17 lonas de poco más de un metro de largo por quizá 90 centímetros de alto colgadas de paredes de algunas casas. Del resto de los nueve contendientes, ni un pendón; es notoria su ausencia en materia de publicidad.
En la calle, en las cafeterías, las expresiones de repudio hacia el candidato de la alianza PRI-Verde, son unánimes. Los reclamos hacia su mala gestión como alcalde, van y vienen de todas las bocas. Las maledicencias contra éste, son de todo calibre y juramentos hay, que no le darán el voto para castigar su soberbia y falta de oficio político.
¿Cómo un candidato vilipendiado acapara todos los espacios para colgar su publicidad? La respuesta la dan tres de sus contrincantes: hay una evidente inequidad financiera. Salta a la vista. Alberto Zamora, aspirante del PRD, cuenta en entrevista que los recursos para su campaña, disminuyeron una vez que seis de los nueve candidatos opositores a Samuel Chacón, se unieron para denunciar los excesivos gastos de éste.
El impacto mediático de Chacón es alto. Casi todos los medios difunden sus actividades, en tanto que los demás aspirantes, apenas si son tomados en cuenta. Evelyn Oliva Domínguez, candidata del Partido Encuentro Social (PES), adjudica la inequidad electoral a la falta de control del INE y advierte que bajo esas condiciones, no hay ninguna garantía de un proceso libre, democrático y equilibrado. Y tiene razón. Si se contabilizasen las erogaciones del exalcalde, solo en materia de espectaculares y lonas, habrá rebasado el tope de campañas por mucho.
Es de escándalo hacer comparaciones financieras. Armando Roblero Vázquez, postulado por el Movimiento de Renovación Nacional (MORENA), revela que desde el inicio de su campaña hasta hoy, solo ha recibido 20 mil pesos para sufragar sus gastos de campaña. Una cantidad infinitamente menor a la que el candidato del PRI-Verde maneja. Pero hay otros candidatos que no han recibido ni medio centavo partido por la mitad.
El asunto de la inequidad, no es privativo del distrito correspondiente a Tapachula. Varios candidatos de MORENA en la entidad, se han quejado de no haber percibido los recursos correspondientes; el PES, tampoco ha entregado el dinero destinado a las campañas. Peor aún: la mayoría de los candidatos opositores, ni siquiera han recibido la publicidad institucional.
A menos de un mes del cierre de campañas, los aspirantes de los partidos de reciente creación y los tradicionales como el PRD y el PAN, tienen pocas posibilidades de ser conocidos por los electores. Sin recursos y con la indiferencia de sus respectivas dirigencias, se van abriendo paso como pueden, ante candidatos que, seamos francos, sí tienen recursos y apoyos extraordinarios.
En el caso de Tapachula, solo un fraude haría ganar a Samuel Chacón. Pese al impresionante despliegue de recursos, los electores no confían en lo absoluto en él. Sus discursos están tan masticados por decenas de antecesores suyos, que la gente, lejos de acercarse por sus propuestas, se aleja cada vez más de él. Para el colmo, sus rencillas con grupos al interior del PRI y sus constantes reyertas con prominentes miembros de su equipo de campaña, le están mermando votos, muchos votos. Sin embargo, confía en que el abuso de gastos en su campaña, le hagan ganar.
Y puede que lo logre, si nos atenemos a la ineficiencia del INE para imponer orden y control en una campaña electoral sin un árbitro confiable. En lo que toca a los partidos políticos, deben éstos tomar con seriedad el asunto. ¿Para que postulan candidatos si a la hora los van a dejar solos, sin recursos, sin respaldo moral?
amksheratto@hotmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

28 abril 2015

Desconexión con la realidad



¿Arrastrará a Otto Pérez al precipicio?
El gran problema de los políticos actuales es su distanciamiento irreconciliable con la ética, los principios morales y con el pueblo al que, en épocas electorales, prometen defender, proteger y sobre todo, atender sin el menor miramiento. En la práctica, resulta casi imposible encontrar a uno de éstos, dispuesto a escuchar a la sociedad cuando la inconformidad colectiva ha tomado tintes peligrosos para la estabilidad política.
No siendo privativo de un país, Guatemala, con anunciados panoramas de corrupción, cayó de pronto en un abismo de desconfianza hacia sus gobernantes, cuando se descubrió que un alto funcionario del Ejecutivo, lideraba una poderosa banda de estafadores al erario, principalmente en las cuestiones aduaneras por cuya extensión, implica no solo a los empleados domésticos, sino a funcionarios de los gobiernos con quienes se tienen vínculos comerciales.
La historia puede parecer larga, pero común, si se toma en cuenta que algunos medios guatemaltecos, venían denunciando la red de corrupción en el área que, se supone, debió vigilar y recaudar honradamente los impuestos derivados de las importaciones y exportaciones. En esa red, el funcionario de todas las confianzas de la vicepresidenta Roxana Baldetti Elías, resultó ser el cabecilla de lo que las autoridades guatemaltecas llaman oficialmente, “la banda defraudadora”.
Juan Carlos Monzón —actualmente prófugo de la justicia y bajo riesgo de ser asesinado para que no delate a los verdaderos líderes de esa modalidad criminal—, era hasta antes de ser descubierto, secretario privado de la mujer más poderosa de Guatemala; pero también, según investigaciones periodísticas serias, testaferro del presidente Otto Pérez Molina, en obscuras adquisiciones ligadas a propiedades del mandatario.
Sobre él, Monzón, recae todo el peso de una investigación en la que participó la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), órgano independiente de carácter internacional avalado por la ONU, cuya influencia ha tenido la capacidad de enjuiciar y encarcelar al expresidente Alfonso Portillo Cabrera y promover el juicio por delitos de lesa humanidad contra el exdictador Efraín Ríos Montt.
La crisis de gobernabilidad derivada de las sospechas de corrupción patrocinadas por la vicepresidenta Baldetti y las posteriores mentiras y falacias en que incurrió tras descubrirse el desfalco, ha tomado carices de distintas proporciones pero eso sí, de un solo tono: la inmediata renuncia de la vicepresidenta y del presidente. En ese orden.
Está perfectamente claro que Baldetti, protege a su más cercano colaborador; ella misma ha declarado que desde febrero pasado, tenía pleno conocimiento de las investigaciones que se llevaban a cabo en el régimen aduanero y, consecuentemente, contra Juan Carlos Monzón. Poseedora de información privilegiada, supo de antemano que habría acciones penales contundentes contra su aliado. Ello la motivó a sacarlo del país bajo el pretexto de un galardón otorgado en Corea del Sur, donde el acusado, se presume, también tiene negocios no declarados.
Ella, que presume titiretear al general retirado de la mano dura, aprovechó su cargo para eludir, deliberadamente, la responsabilidad que le corresponde. Para su infortunio, las cosas no salieron como las planeó. La desconfianza popular, el repudio a sus engaños y el odio que engendró con actos paternalistas e irresponsables poses caudillistas, la pusieron en la disyuntiva de los tiranos. O es despedida o, por decisión propia, se retira del mando para ser también, sujeto de una exhaustiva investigación judicial.
¿Qué le impide la vicepresidenta, con todo en su contra, a renunciar de modo propio? Sin duda, su falta de conexión con la realidad. Pero además, le es impedimento la ausencia de ética en sus acciones como persona, como mujer y como dignataria. Sus principios morales están tan deteriorados, que no le es posible encontrarse con la lapidaria realidad de un país que la conmina al acto de contrición más sublime del que pueda tener oportunidad.
Su alejamiento del pueblo, al que ha

mentido una y otra vez, no le abre la posibilidad de una luz al final de su propio túnel. Y no lo hará, hasta en tanto, su soberbia le domine. ¿Debe ser despedida, cesada, corrida, destituida? La respuesta es un “sí”, sin atenuantes. Basta revisar la Ley de Probidad y Responsabilidad de los Funcionarios de Guatemala en el artículo Octavo, para determinar que, aun cuando solo haya incurrido en el delito de “omisión”, es candidata a ser removida del cargo.
¿Tendrá Otto Pérez Molina, suficiente mano dura para excluirla de su gabinete? ¿O preferirá ir al cadalso junto a ella?
amksheratto@hotmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

22 abril 2015

Soriano y Salazar, indigno espectáculo



Hace unos días, el caricaturista Enrique Alfaro, nos trazó con la genialidad que le caracteriza, su enfoque del proceso electoral federal: una letrina repleta de excrementos a la espera de los candidatos para hacer uso de tales residuos humanos, durante sus respectivas campañas. En una más, aparece una catapulta cargada con heces fecales, lista para expulsar su contenido… A falta de argumentos. Dos sátiras que para nuestra desgracia, no son solo el punto de vista del prestigiado artista de la tinta, sino una visión global que nos preocupa y más, porque los candidatos, ante la fatalidad de sus campañas, no hacen otra cosa que seguir echando mano de recursos escatológicos para tratar de ganar adeptos. En todos los distritos, los discursos son una verdadera calamidad. Son un despropósito descarado que no pasa de promesas, tantas veces prostituidas, que la gente acude, por la mera necesidad de una playera, un gorro o unas bolsas de granos para engañar al hambre.
Y como si las mentiras fueran pocas, para atraer la atención se han entrelazado en reyertas en las que las acusaciones mutuas, se han convertido en la principal actividad, en una total falta de respeto a la ciudadanía.
En Tuxtla Gutiérrez, dos de los candidatos, han caído en la obscenidad política, de tal forma que si un céntimo de credibilidad poseían, hoy no pasan de ser dos personajes sacados de la misma fosa séptica de donde han salido otros de su especie. Acusaciones y más acusaciones y ninguna propuesta confiable.
Que si Emilio utilizó sus influencias para favorecer sus negocios; que si Soriano aprobó la cuenta pública de Juan Sabines al que ahora ataca con ferocidad. ¿Ayuda eso a la normalidad democrática? ¿Es sano para dos candidatos utilizar la Tribuna del Congreso para aventarse todo el excremento que hasta hoy se han lanzado sin pudor alguno?
Alejandra Soriano y Emilio Salazar, de entrada, están obligados a solicitar licencia para poder ser candidatos a otra diputación. Es lo lógico, lo moralmente responsable que se espera de los dos. En segundo lugar, están obligados —en virtud de su necedad a seguir cobrando sus respectivas dietas—, a respetar la Tribuna del Congreso. La campaña es afuera, es de frente a los electores, no ante el resto de diputados que a decir verdad, disfrutan el indigno espectáculo que los dos legisladores protagonizan.
El desafortunado debate entre los dos aspirantes a la misma curul, solo demuestra la poca importancia que están poniendo a temas de relevancia que, quien quiera que gane la contienda, deben abordar para el bien de los mexicanos. Más que debate, es un grotesco escenario que deja mal parada a la directiva del Congreso del Estado, toda vez que ambos, utilizan un espacio que fue creado para la búsqueda de consensos en beneficio de la sociedad, para asolear sus trapos sucios.
El alegato de Emilio y Alejandra, no es válido desde ninguna perspectiva. No es cuestión de derechos o complicidades; no es cosa de acusaciones para ganar adeptos. Se trata de ser calificados por la ciudadanía para ser tomados con la debida seriedad.
Los puntos débiles de ellos, la gente los conoce; sabe perfectamente quien es Emilio Salazar y quien, Alejandra Soriano. El ciudadano común ya no necesita oír las asquerosidades de ambos. Siendo las únicas alternativas en movimiento (los candidatos de los demás partidos no están haciendo campaña, al parecer), lo que deben hacer es proponer. Soriano ha puesto sobre la mesa dos o tres propuestas interesantes, pero insuficientes. Emilio, no ha tenido buen tino. Ha hecho igualmente, dos o tres propuestas en las que, creo, debería trabajar más a fondo.
Enfocar tiempo, energías y demás recursos en gritos plañideros, ni los beneficia a ellos ni convence a la gente. Y más, cuando la inmoralidad es el asiento de ambos. ¿Habrán leído la plataforma electoral de sus respectivos partidos? Sería bueno que Soriano y Salazar, le den una hojeadita. Ahí encontrarán elementos discursivos interesantes, propuestas concretas y viables, y temas de interés nacional que podrían servirles para, por lo menos, adornar sus discursos y dejar de lado ese enfermizo pleito que solo los deja como echadero de marranos.
Y esto último, va para todos los candidatos. Lean sus plataformas y dejen de abusar de su mentirosa imaginación, prometiendo lo que bien saben que no cumplirán. Sean inteligentes. Nos obliguen a la sociedad a creer que son, ustedes los candidatos, tontos utilitarios. Ladrones, ya sabemos que sí no lo son ahora, en eso se convertirán siendo diputados.
amksheratto@hotmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

20 abril 2015

¿Otra vez impunidad?



¿Y los verdaderos responsables?
El escándalo es mayúsculo; un hombre de 30 años murió tras ser brutalmente arrollado por un auto que participaba en un concurso de “arrancones”, en una muy concurrida arteria vial de San Cristóbal de las Casas. Ante las presiones, las autoridades salieron al paso y ofrecieron, primero, dar con los responsables y posteriormente, anunciaron la detención de dos funcionarios municipales de esa ciudad.
La pregunta surgió de inmediato: ¿Por qué el Director de Tránsito Municipal y el Sub Director de Protección Civil? Resulta obvio que hubo uno o varios organizadores; también es evidente que, por tratarse de un evento enmarcado dentro de las celebraciones de la Feria de la Primavera, el Ayuntamiento habría autorizado el cambio de fecha, hora y sede de los arrancones, prohibidos, por cierto, en muchas ciudades de Chiapas y del país.
De hecho, hay un organizador visible: Erick Hernández Suárez, coordinador de campaña (anticipada) del partido Mover a Chiapas en esa ciudad. Éste, según reportes y versiones recogidas con fuentes bien informadas, se ha negado a dar una explicación… O varias, en virtud de no estar considerado entre los objetivos de la Procuraduría de Justicia, probablemente, porque se le considera no responsable de lo ocurrido sino como a un “informante” efectivo de esa dependencia.
Sí, leyó bien. “informante” efectivo. Nuestras fuentes confirmaron que tras el lamentable accidente, Hernández Suárez corrió a la Fiscalía de San Cristóbal de las Casas a proporcionar todos los datos del auto y el conductor. Un delator, pues. Y lo peor: a las autoridades les habría dicho que el evento ya había terminado cuando se suscitó el percance e irresponsablemente, acusó al piloto de manejar en estado de ebriedad, lo cual, nos lo han corroborado algunos compañeros suyos, no es cierto.
Por razones de seguridad, el conductor del llamado auto naranja que atropelló a la víctima, se resguardó en un lugar seguro. Su familia, tenemos entendido, llegó a un arreglo con la familia del fallecido; hubo una indemnización y se otorgó el perdón. Si es jurídicamente correcto o no, las autoridades deberán determinarlo.
Lo preocupante es que la Procuraduría, trascendió la tarde de éste lunes, va no solo contra el piloto del auto sino también, contra su familia. Un hermano suyo, se supo, ya fue detenido, lo cual, señores, es un abuso de autoridad. Grave. Complicado asunto.
Ahora bien, Erick Hernández Suárez, según otras fuentes, surgidas del propio Ayuntamiento coleto, no contaba con los permisos necesarios para la realización de dicho evento. Según éstas, el organizador, incurrió en varias anomalías. Por ejemplo, cobró una especie de “impuesto” para que se instalaran en el lugar del trágico evento, ventas de cervezas y licores. Cobró también, a cada participante en los arrancones, 50 pesos para la realización de un examen toxicológico para “certificar” el buen estado emocional y físico de los corredores.
Lo cierto es que, admiten algunos corredores, la Cruz Roja, en ningún momento les realizó prueba alguna. A los participantes, se les entregó un papel para firmar, en el que aceptaban haberse hecho la prueba y nada más. Un fraude, a todas luces.
En cuanto a la negativa de que el Ayuntamiento haya avalado el evento, encontramos una contradicción: el viernes, personal de Vialidad Municipal, se dedicó a quitar los topes en el lugar donde sería éste. ¿Quién de esa corporación municipal autorizó quitarlos? Es claro que tenían conocimiento, aunque no hayan otorgado los permisos correspondientes.
Desde éste lunes por la mañana, la policía busca a los pilotos participantes. Pero no al principal organizador. ¿Por qué? ¿Quién lo está protegiendo? ¿Con qué objeto pretenden deslindarlo de un acto que dejó un muerto? Un funcionario de la PGR, negó hoy que empleado alguno de esa dependencia, esté tratando de proteger al principal implicado. Y es que la madre de Hernández Suárez, labora como MP de esa dependencia federal.
Por su parte, Enoch Hernández, líder de Mover a Chiapas, ofreció una conferencia de prensa para deslindarse del evento y de quien suponemos, fuera su coordinador de campaña en San Cristóbal. En esa ciudad, por cierto, cooperativistas y transportistas, enviaron una carta a las autoridades en las que exigen la liberación de los dos empleados municipales. En otras palabras, esto ya se volvió un desastre. Y todo, por engordar a la impunidad. Esperemos, se arregle cuanto antes el asunto, los verdaderos culpables, paguen, y cese la persecución contra gente inocente.
amksheratto@hotmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

16 abril 2015

Aumentar y transparentar recursos, compromiso de Sasil



Equilibrio sano para trato proporcional.
Equidad” es el término que más utiliza durante la entrevista; su trabajo como titular de la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres, le ha dado un amplio conocimiento de las necesidades de las mujeres, a quienes enfoca la mayoría de sus propuestas. Sasil de León Villard, una joven risueña de 31 años, no busca paralelismos en la política sino, oportunidades para servir a la gente. Como ella, el partido que la postula, también es joven: el Partido Verde Ecologista de México que, para impulsar una candidatura común y exitosa, se alió al Partido Revolucionario Institucional.
Desde esa plataforma conjunta, Sasil, como gusta que le llamen sus seguidores y correligionarios, pretende, en primer término, lograr el ensanchamiento del presupuesto federal para Chiapas. Expone las fórmulas que a su juicio, resultarían efectivas para lograr un aumento presupuestal. Para la candidata a la diputación federal por uno de los distritos más competitivos de Chiapas, el tema de la transparencia, no le es ajeno.
Se compromete a impulsar y apoyar leyes que garanticen el buen uso de los recursos públicos, así como, a proponer programas que en Chiapas, han tenido impacto directo en la gente a la que pretende representar.
Sasil de León Villard, es una mujer sencilla, serena y reflexiva. No titubea y sopesa cada palabra, cada frase, especialmente, cuando habla del tema del presupuesto que para ella, es de absoluta seriedad y delicadeza.
“Una primera acción que me comprometo a hacer, es la identificación del paquete presupuestal de la Federación a Chiapas para de ahí, buscar una distribución equitativa, priorizando las necesidades más urgentes de mis representados —dice con el gesto adusto y agrega—: pero por otro lado, hacerlo con perspectiva de género para lograr el equilibrio necesario que nos permita avanzar en tareas que no podemos postergar. Tenemos que lograr que el presupuesto federal asignado a Chiapas, impacte de manera directa en la sociedad en temas como la salud, educación, infraestructura, comunicaciones, medio ambiente, agricultura, ganadería, en fin, todo aquello con lo que los ciudadanos tienen conexión y que les afecta de manera negativa o positiva… Desde luego, mi tarea como gestora será lograr que ocurra lo último; es decir, que el presupuesto alcance para mejorar la productividad y los servicios a los que cada chiapaneco tiene derecho.”

—¿Es suficiente el presupuesto federal asignado a Chiapas?

—Para un estado como el nuestro en pleno desarrollo es necesario incrementarlo, pues es un estado con muchas necesidades; muchos de los problemas ancestrales de rezago y marginación se han ido superando. Se ha hecho un esfuerzo extraordinario para erradicar márgenes de pobreza, pero falta mucho por hacer. La actual administración —federal y estatal— ha invertido tiempo y recursos para abatir los altos índices de pobreza en Chiapas, logrando un avance sustancial; se han abatido inercias y se ha demostrado que con voluntad, se puede caminar, se puede llegar lejos, pero es necesario redoblar esfuerzos para consolidar uno de los proyectos más humanistas en la historia del país: erradicar por completo las causas del rezago que ha generado pobreza.

—No pocos analistas consideran que gran parte de la pobreza y marginación que padece México, se deriva de la corrupción.

—Transparentar el uso de los recursos públicos es urgente. Me he hecho el compromiso de atraer lo que nos corresponda del presupuesto federal bajo estrictas condiciones en donde los órganos de auditoría, fiscalización y transparencia, cumplan con su obligación constitucional de vigilar cada centavo asignado a Chiapas y que exista plena participación de la sociedad en el cuidado de lo que le pertenece.

—¿Propondrá medidas legales para reforzar las iniciativas anticorrupción que se están volviendo tema central en la administración pública mexicana?

—Por supuesto. El interés superior de los mexicanos es que tengamos instituciones y servidores públicos honestos, y las leyes y reglamentos que deban crearse para garantizar el uso racional y pulcro del erario, merecen el respaldo no solo de los diputados que deban votarlas, sino de la sociedad.

—Por cierto, una de sus propuestas es lograr el crecimiento del presupuesto, ¿es posible eso?


—La gestoría va de la mano con la planeación. Si a la par de gestionar recursos presentamos a la Secretaría de Hacienda proyectos y programas debidamente planeados, con sus estudios de factibilidad, análisis de riesgos y beneficios, vamos a lograr su aprobación. No podría yo, como diputada, presentarme con quien deba hacerlo solo con la idea de, por ejemplo, construir una escuela. Debo ir con los planos, cotizaciones, en fin, con todo listo para que la petición tenga un resultado positivo. Planear es una tarea previa que tenemos que hacer y lo estamos haciendo desde ahora en campaña.
Vamos recogiendo ideas, propuestas, peticiones, exigencias y las vamos ordenando; al mismo tiempo, planificando para que cuando se tenga la oportunidad, se presente con todo en regla, para evitarnos demoras e incluso, decepciones ante una negativa. Eso me da la certeza de que podemos aumentar el presupuesto. No se trata de pedir por pedir, sino a facilitar el ejercicio de erogación pública a que tenemos derecho.

—¿Por qué la distribución del presupuesto con perspectiva de género?

—La idea es garantizar la funcionalidad de la sociedad desde la perspectiva de un equilibrio sano, en el que hombres y mujeres participen de manera igualitaria en la toma de decisiones con respecto al desarrollo de sus comunidades. Debemos ampliar las oportunidades de desarrollo mediante un trato respetuoso y proporcional que termine con dolorosas desigualdades que finalmente, han sido una de las causas del atraso social que padecemos.
Pero más allá de las decisiones conjuntas que deban tomarse para asuntos de interés comunitario, la meta es que en materia presupuestal, tengamos un aumento sustancial de éste para la erradicación de problemas graves que afectan a la mujer como son la prostitución infantil, la trata de blancas, la violencia intrafamiliar y la discriminación laboral por embarazos.

—Aparte de nuevas leyes ¿que propondrá?

—Claro. Las leyes actuales, hay que reconocerlo, son efectivas, pero falta llenar algunas lagunas legales que permitan, por ejemplo, cumplir con el procedimiento penal para que los feminicidas no queden libres por alguna argucia no contemplada en el Código Penal. Elevar la pena a los tratantes de blancas y mayores sanciones a quienes agredan a sus parejas. Pero además, un presupuesto especial para ampliar la educación con respecto a la equidad de género. Y por supuesto, extender la educación a todos; porque hasta ahora, se educa a la mujer en relación con sus derechos, pero al hombre no y ahí podría radicar el fracaso de todo intento por acabar con los abusos. Hablo de una educación integral, temprana y permanente.

—¿Son insuficientes los actuales programas de apoyo a las mujeres?

—No, no. No son insuficientes. Más bien son eficientes. En Chiapas se han creado programas específicos que han dado excelentes resultados. Y que han beneficiado a miles de mujeres que hoy, son altamente productivas. Para algunos, son solo programas asistencialistas, pero la verdad es que han generado una respuesta intrínsecamente ligada con la productividad. Las mujeres de Chiapas hacen maravillas con los recursos que reciben; los hacen producir.
Dado el éxito que aquí se ha tenido con programas como el del apoyo a madres solteras y jefas de familia, estoy decidida a proponer ante la Cámara de Diputados Federales, una iniciativa de ley para que éste programa se extienda a todo México. Si en Chiapas funcionó muy bien, en el país, estoy segura que tendrá los mismos efectos. Tengo la profunda convicción de que las mujeres tienen grandes capacidades y un espíritu empresarial importantísimo que debemos aprovechar. Tengo la certeza que éste, será un programa nacional de gran trascendencia.

—Oiga, y para los hombres, ¿tiene alguna propuesta legislativa?

—Hablaba hace rato de igualdad, de equidad… ¡Por supuesto que sí! No podemos impulsar un proyecto si no atendemos todas las necesidades, si no escuchamos a cada ciudadano o ciudadana. Otra iniciativa de ley que pretendo presentar ante el Congreso de la Unión es una que permita a los hombres, vivir la paternidad. Con esto quiero decir que se pretende que los hombres gocen de 15 días de tiempo libre, sin que su salario se vea afectado. Para mí, la integración familiar debe ser efectiva y todos, tenemos el pleno derecho de disfrutar a la familia.
Yo espero que con esa iniciativa, el término de igualdad, se vaya consolidando para construir un país de libertades, pero también de obligaciones; un país de derechos y de deberes, de respeto y franca cooperación entre todos.

—¿La veremos en Tuxtla si llega a ganar ese espacio en San Lázaro u ocurrirá como cientos de diputados que, una vez electos, jamás vuelven a poner un pie en Chiapas?

—Yo tengo un compromiso con la sociedad, con los hombres y mujeres, con las organizaciones civiles y sociales. Lamento que en el pasado, haya sucedido eso; somos una generación de políticos jóvenes, con aspiraciones, con metas, con ideas renovadas. Tengo claro que los cargos públicos, son para servir y si para eso me eligen, no tendré ningún impedimento para estar de manera permanente, atendiendo a mis representados. Soy, como acabo de decir, joven y estoy segura que el sector al que pertenezco, tiene muchas ideas qué transmitir, estaré ahí para escucharlos atentamente y acompañarlos para que ellos también logren sus objetivos. Parte de mi propuesta política, precisamente, es buscar los mecanismos necesarios y adecuados para impulsar el deporte, la cultura y la sana recreación para que, de acuerdo a sus convicciones y principios, tengan una vida digna y próspera.

—¿Se ve ya en San Lázaro?

—Me estoy viendo con la gente de mi pueblo. Me veo a diario entre ellos y ellas. Toda aspiración se construye de abajo hacia arriba. Es justamente eso lo que fortalece mi vocación de servicio y mis convicciones políticas. Primero, lo primero, ¿no crees?

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

15 abril 2015

Soriano: Que me quiten el fuero y revoquen el mandato



"No soy 'chapulina.'"
Creo en una izquierda crítica, pero también creo que la crítica, debe estar fundamentada, debe ser razonada. No es subir por subir a la Tribuna a hablar de lo que no se tiene pleno conocimiento y pruebas irrefutables.” Es una de tantas reflexiones de Alejandra Soriano, joven madre de ideología izquierdista que aparecerá en las boletas electorales de las próximas elecciones para diputados federales.
Es ella, una mujer menudita que en la presente legislatura local, se ha ganado el respeto de sus compañeros diputados, aunque algunos, la ven con recelo en virtud de su postura, algunas veces, irreconciliable. Durante la entrevista, habla poco, muy poco de su partido, el PRD y finca sus esperanzas de triunfo en los resultados de su actual trabajo como diputada local.
No tiene empacho de hablar sobre los matrimonios igualitarios, sus propuestas para aterrizar recursos federales para mejorar a Tuxtla Gutiérrez, y dos temas inusuales: la pérdida del fuero constitucional y la revocación del mandato. De hecho, propone que si no cumple con sus promesas de la presente campaña, que el fuero le sea retirado y el mandato revocado. “Así de segura estoy de lo que pienso y digo”, dice fuera de micrófonos. También defiende su determinación de no haber solicitado licencia al Congreso del Estado para buscar un espacio en San Lázaro y niega ser “chapulina”, término con que en las últimas elecciones, se ha calificado a quienes van de una alcaldía, a una diputación o a la inversa.

—Hay muchas expectativas de los electores para éste proceso electoral, especialmente aquellos que tienen una conciencia clara de lo que Chiapas merece y necesita. ¿Cuál es su propuesta concreta para la ciudadanía? ¿Por qué se debe votar por Alejandra Soriano?

—Porque ya he trabajado para ellos, los ciudadanos. Me opuse a todo lo que consideré que afectaría el interés colectivo desde el Congreso del Estado. Es importante que la ciudadanía sepa que es importante votar, que es necesario elegir a un diputado federal; muchas veces se cree que un diputado federal, no tiene impacto en su comunidad, en su vida diaria. Y te pongo un ejemplo: fueron los diputados del Verde y el PRI, quienes aprobaron la privatización de los recursos naturales como el petróleo. Habrá gente que se pregunté “¿y eso a mí en qué me afecta?”
¡Claro que les afecta! Nos afecta a todos. Ahí están los “gasolinazos”, el alto precio de la energía eléctrica, el gas caro… Esto tiene que ver justamente con la privatización de PEMEX, de los recursos naturales; nos dijeron que con la privatización ya no iba a haber gasolinazos y que todos los precios del combustible y la luz iban a bajar, y eso no ha sucedido. ¿Qué pasa si sube la gasolina? ¡Sube todo! Sube el transporte público, el transporte de carga. Si sube éste último, sube el pollo, la carne, las verduras, los granos, la leche, los huevos. Como vemos, sí impacta en la vida de una persona, lo que los diputados federales hacen o dejan de hacer.
En el Congreso Local, yo ya he trabajado para los tuxtlecos, para los chiapanecos; me opuse a la privatización del agua que propusieron el Verde y el PRI. Conjuntamente con un grupo de chiapanecos, logramos parar esa privatización. Me opuse al aumento de un impuesto al alumbrado público que al final, logramos frenar; me opuse al último préstamo de Sabines (Juan) por tres mil 600 millones de pesos que estarían sirviendo para pagar medicinas, para adquirir mejores luminarias en muchas colonias de Tuxtla que están en penumbras.
Tres mil 600 millones de pesos que hoy servirían para bachear nuestras calles, para pavimentarlas con material de primera calidad, para dar a los policías, sueldos dignos, patrullas en buen estado, parques limpios y funcionales, en fin, una cantidad respetable de dinero que solo una persona se robó, la misma que por cierto, al día siguiente de haberme opuesto en la Tribuna del Congreso, mandó a encarcelar a mi asesor por una semana. Es decir, yo ya he trabajado por defender a las y los tuxtlecos y por eso, me atrevo a pedir la confianza ciudadana para seguir defendiéndolos desde la Tribuna más alta del país, desde donde sin duda, haré propuestas muy concretas para favorecer a los adultos mayores, las mujeres, los jóvenes, para todas y para todos.

—Por cierto, se le ha criticado el no haber solicitado licencia al cargo de diputada local para contender por una curul federal; muchos lo ven indebido…


—No es indebido.

—Bueno, políticamente, parece y es incorrecto…

—Es legal y es completamente correcto cuando te has esforzado y te sigues esforzando por trabajar; yo no soy ni he sido ni seré, una diputada levanta-dedos y tampoco soy una diputada que llegue solamente a calentar la silla. Quizá a otros y otras, les quede el saco. Y si les viene, ¡que se lo pongan! Si no trabajan por Chiapas y por sus representados, debería darles vergüenza, pues ocupan un espacio de alta responsabilidad que no están desquitando. Yo sí, insisto, estoy trabajando y logro perfectamente cumplir con mi responsabilidad como diputada local y mi candidatura a diputada federal.

—El legislador mexicano está muy mal visto; ha sido fuertemente criticado, es el más vilipendiado en virtud de los constantes yerros en que incurren y de los abusos que cometen. De hecho, la legislatura que está por terminar su periodo, ha sido condenada unánimemente por la serie de reformas contrarias al interés del pueblo, ¿vale la pena luchar por un cargo que los mexicanos ven con desprecio y molestia?

—¡Claro que vale la pena ir al Congreso de la Unión! Lo importante es que la ciudadanía entienda que si no votan o votan nulo, eso es darle el voto, automáticamente, al Verde y al PRI; significará validar más gasolinazos. Significará darles puerta ancha para otras reformas y leyes que encarezcan el pollo, la carne, los huevos, las verduras, las frutas. No votar es crear el espacio propicio para que nos impongan condiciones que a la larga, nos van a traer más pobreza, más miseria y más marginación. Habrá más inseguridad y peores condiciones en la infraestructura de las ciudades, municipios y comunidades.
Por eso es importante concientizar a la ciudadanía de la importancia de la tarea de un diputado federal.

—México está atravesando por una compleja realidad en el tema de leyes. Esto, pese a que se considera al país como el que tiene las mejores leyes, las más perfectas, pero también, las más inaplicables. De hecho, somos el país donde más se violan las leyes; si llegare a ganar ésta elección, ¿qué propuesta tendría para revertir la complicada inaplicabilidad de las normas que debieran regir a los mexicanos?

—En principio, que los políticos no tengamos impunidad. Por eso estoy proponiendo quitar el fuero a los políticos, a los legisladores, alcaldes, gobernadores, al presidente de la República, jueces, ministros. El que nada debe, nada debe temer. Los políticos no debemos tener privilegios; éstas exenciones con el tiempo, se vuelven una cadena de favores, un círculo vicioso que termina en una mafia de la que al final, sus miembros, terminan siendo millonarios a costa de la pobreza de la gente, del dinero del pueblo. Eso es lo que ya no quiere la gente. La forma de combatir la corrupción de los políticos, es acabar con la impunidad; si los políticos cometemos un delito, debemos ser investigados y, de encontrar responsabilidad, que paguemos por nuestras faltas.
Por otro lado, debemos darle más dientes a la transparencia y la rendición de cuentas; por eso se debe fortalecer el Sistema Nacional Anticorrupción que hasta ahora, es solo un racimo de buenos deseos, pero hay que dotarlo de mayores facultades para que su efectividad, aleje a los políticos de las tentaciones y nadie más, use los cargos políticos para robar, para su beneficio personal.

—De ahí surgen, precisamente, iniciativas como la declaración patrimonial cuasi obligatoria para los candidatos, ¿Alejandra Soriano tiene ya su declaración patrimonial?

—Así es. La presentamos cada año ante el Congreso Local. De entrada y como ya quedó claro, propongo la eliminación del fuero constitucional; luego estoy proponiendo que los políticos y aspirantes a un cargo de autoridad, hagamos público el “tres de tres” que propuso el senador Zoé Robledo, que es la declaración de impuestos, la declaración de intereses y la patrimonial. Tenemos y debemos demostrar que no nos hemos hecho ricos o hemos hecho negocios al amparo del poder público.
Por otro lado, de encontrarse pruebas que no hemos cumplido con lo que proponemos durante las campañas electorales, o que se pruebe que nos hemos enriquecido o que hemos incurrido en cualquier otro tipo de actos ilegales, que nos revoquen el mandato; que la gente tenga el derecho de quitarnos el poder para que no haya abusos. Es decir, que el poder regrese al pueblo, como mandata la ley. Actualmente, los políticos hacen y deshacen y no pasa nada; la impunidad protectora, impide que se castiguen delitos cometidos por servidores públicos.

—Es lo que hablábamos hace rato, no hay efectividad ni aplicabilidad de las leyes.

—Sí, porque las leyes son violadas y violentadas en primer término, por los políticos. Los primeros que debemos cumplir las leyes, somos los diputados, porque nosotros, a favor o en contra, las votamos y avalamos. Y no solo las leyes, sino a las instituciones que hoy, por cierto, pasan por un mal momento. Un ciudadano común y corriente que falta a su trabajo, por leyes emanadas del Congreso, es susceptible de un descuento salarial; si falta determinado número de veces o comete una falta administrativa o laboral, corre el riesgo de ser corrido, pero un diputado, un funcionario, se ausenta de sus labores y sencillamente, ¡no pasa nada!
Se hacen ricos con dinero del pueblo, abusan, mienten, roban, maltratan y engañan a los ciudadanos y siguen tan campantes; por eso, las dos formas para erradicar políticos con esa tendencia, es quitar el fuero y revocar el mandato.

—O que los obliguen a hacer mejor su trabajo.

—Claro, también, porque ya tendríamos responsabilidades claras qué cumplir; no solo los ciudadanos están obligados a someterse a las leyes, sino los políticos, funcionarios públicos y legisladores.

—En el tema de los derechos civiles, candidata, hablemos un poco del, para algunos, espinoso tema de los matrimonios igualitarios, ¿lleva usted alguna propuesta concreta al Congreso de la Unión? Se lo pregunto porque es un tema harto complicado para algunas corrientes ideológicas, políticas, religiosas que se inclinan por un análisis más serio, más profundo, más reflexivo, más inteligente e incluso, hay quienes son de la idea que sencillamente, no se aborde el asunto en el Congreso de la Unión.

—Todas las propuestas que se hagan, tienen que responder a la inquietud de cada sector social y desde luego, acoplarse claramente a la actualidad, a la realidad del país y de los muy diversos grupos y tendencias que lo componen. Como servidores públicos y representantes populares, tenemos que escuchar a cada ciudadano y elevar ante la máxima Tribuna, sus propuestas e inquietudes. Mi responsabilidad y compromiso, es atender, analizar y acompañar aquellas propuestas que se ajusten al derecho de cada grupo, de cada corriente, sin demeritar, por supuesto, el derecho de los demás. De eso se trata la democracia y a eso me voy a abocar.
Para mí, la cercanía con mis representados es muy importante y por lo tanto, también es mi objetivo principal y mi tarea insustituible; no haré nada que vaya en contra del interés colectivo mayoritario, ni en contra del derecho de las minorías ni en detrimento de los grupos vulnerables. Mi lucha es por un México equitativo, responsable, respetuoso, progresista y democrático.

—Sobre la adopción de niños por parte de matrimonios igualitarios, quisiera obtener su opinión. Esto, porque algunos candidatos de su partido, en otros estados, lo están subiendo a la mesa de discusiones y se está convirtiendo en un tema controversial que para algunos, les resta votos y para otros, las abre amplias posibilidades de triunfo electoral.

—Las leyes se deben ajustar a los contextos de cada estado. Las propuestas deben obedecer a la necesidad de cada región, ciudad, municipio. Escuchar a los ciudadanos, independientemente de su credo, raza, color, condición social, ideología y preferencia u orientación sexual, es una tarea que cada legislador debe realizar con estricto apego a la realidad y el contexto de su región. Todos los sectores de la sociedad, tienen derechos y obligaciones y nuestra responsabilidad es escucharlos y representarlos. Nuestra mayor ponderación como legisladores, es crear leyes y condiciones que otorguen a cada ciudadano, el bienestar que le corresponde como derecho indiscutible. La libertad de todos, es constitucional y debemos defenderla desde la perspectiva del derecho y la obligatoriedad. Es decir, el derecho de cada mexicano, estará siempre protegido. Es importante señalar que escucharé todas las voces; nadie será discriminado, de acuerdo al artículo primero Constitucional; el respeto absoluto e incondicional a todas y todos, es primario en mi persona y en mis aspiraciones políticas.

—Son los diputados federales los que definen el presupuesto de los estados; Chiapas a veces sale beneficiado y otras, perdiendo, debido en la mayoría de las veces, a la irresponsabilidad de los legisladores. Esto ha generado inequidad en el reparto del presupuesto nacional, ¿cuál es su idea de lograr los mayores beneficios para Chiapas?

—Empecemos por el salario mínimo. Éste, los sabemos bien, no es el mismo en el Centro, en Sureste ni en el Norte de México. ¿Por qué nos trata, la Federación, como ciudadanos de tercera? Nosotros tenemos el verdadero y auténtico “salario mínimo”, porque es mínimo entre los más mínimos. Una de mis primeras propuestas es que para el estado, para la región, se aumente el salario mínimo. En segundo lugar, promover la generación de empleos a través de un apoyo decidido, contundente y efectivo a los empresarios de todos los niveles, mediante la gestión de recursos para el fortalecimiento de sus empresas, pero también, de los que tienen el interés de formar empresas para abrir fuentes de empleos bien remunerados.
Tuxtla Gutiérrez depende mucho de la administración pública, pero estoy convencida que se deben abrir las puertas a otras fuentes laborales; por eso, creo imprescindible, fomentar la industria, la agroindustria, la producción masiva de productos varios para la exportación. Y no solo en la capital, sino en todo el estado. El potencial lo tenemos; nos hace falta la gestión de recursos y la creación y aplicación de leyes que permitan que esas ganancias, se queden en Chiapas. No podemos hablar de “generar empleos”, sin tener un programa de acción congruente y aplicable desde el Congreso de la Unión. O lo que es peor: no saber, no tener idea que la Cámara de Diputados Federales, es la fuente financiera para atraer recursos al estado, pero también, la reguladora para que esos recursos, sean debidamente aplicados en beneficio de todos.
El Congreso de la Unión, es un potencial financiero que pocos ven; la mayoría tiene una visión mediocre: ven sus salarios, sus dietas, sus viáticos para viajar al extranjero, pero no ven que desde ahí, con un trabajo de gestoría eficiente, podrían construir un perfil político futurista. Y no me refiero a sus aspiraciones políticas personales, sino a la ganancia del pueblo, que es lo que debemos perseguir siempre. Volviendo al tema, no pueden ni debe haber ponderables en el país. Inaceptable que el Norte tenga más apoyos que el Sureste o el Sur. Sobre el salario mínimo, creo que debería ser al revés. No se puede tratar “igual” a los desiguales y en Chiapas hay tal desigualdad que no lo decimos nosotros. Está demostrado en los índices del INEGI, del Consejo Estatal de Población y del CONEVAL, que nos indican que somos el estado con mayores índices de pobreza y marginación. Por lo tanto, la inversión debería ser mayor en Chiapas y otros estados que están en las mismas condiciones.
Como diputada federal, tengo la obligación de gestionar. De entrada, tengo un techo presupuestal que se le asigna a cada uno de los diputados. En mi caso, será destinar lo que a mí se me asigne, para Tuxtla Gutiérrez. Para eso, convocaré a la creación de un Consejo Ciudadano, integrado por diferentes sectores de la sociedad para que juntos, decidamos hacia dónde debe ir ese recurso; ya no más oscurantismo y sí, más apuesta a la transparencia en el manejo de los recursos públicos. Juntos debemos decidir las prioridades de la sociedad, para entrar a una etapa de gobernanza responsable.
Se deben gestionar todos los recursos posibles. Hay tantos recursos que se deben bajar; muchas veces, por no gestionarse, o se quedan en la Ciudad de México o se regresan para allá, porque no se aplicaron.
Mi compromiso es eficientar esa gestión para que lo que corresponda a Chiapas, a Tuxtla, le llegue puntualmente, porque esto, corresponde a una exigencia ciudadana justa, que es la de tener mejores condiciones de vida. Tenemos que voltear a ver al otro Tuxtla, al Tuxtla marginado, olvidado; donde hay inseguridad, pobreza, necesidades básicas ausentes. La seguridad, para mí, es esencial. Con esos recursos, podemos dar mejores salarios a los policías para que cumplan bien con su tarea. Dotarlos de las herramientas necesarias para que garanticen la seguridad de todas y todos.

—Oiga candidata, eso mismo que acaba de decir, lo hemos venido escuchando por años y años; las mismas promesas, los mismos discursos y a la hora, no se cumple nada… Ya con el cargo de diputados federales, nunca más los volvemos a ver, a menos que agarren otra candidatura. Y si algún diputado perdido por ahí, logró bajar esos recursos, algunos exalcaldes han sido los ladrones.

—Mira, no sabemos si los han bajado, porque todo se maneja con opacidad; yo no he sido candidata a presidenta municipal, pero soy diputada local y he trabajado para los tuxtlecos; he logrado detener muchas arbitrariedades contra la población… Claro, solo soy una diputada de entre 41 legisladores con distintos intereses y metas. La diferencia es el compromiso de cada quien. Yo no puedo asumir la responsabilidad de los que han dejado de hacer las cosas y hacerlas bien. Por eso afirmo que nunca más otro Sabines ni otro Yassir; voy a exigir desde la más alta Tribuna de la Nación, que haya fiscalización de los recursos que manejaron las administraciones pasadas que dejaron en ruina económica a Chiapas. Por mi parte, los recursos que logre aterrizar para Tuxtla, voy a pedir que se fiscalicen de manera permanente para que no haya dudas de dónde se vayan a invertir. No estoy prometiendo lo que no sé hacer; estoy comprometiéndome a cumplir con lo que sí sé hacer: legislar con transparencia y honestidad. Pueden tener la certeza que no voy a ir solo a calentar la silla; esa es la diferencia.

—Asumo que no caerá en los extremos de otros legisladores de su partido que nunca proponen, solo arman escándalos…

—No, no, no, no. Todos lo han visto: soy crítica. Creo en una izquierda crítica, pero también creo que la crítica, debe estar fundamentada, debe ser razonada. No es subir por subir a la Tribuna a hablar de lo que no se tiene pleno conocimiento y pruebas irrefutables. Me basaré en la ley, solamente eso. También he sido propositiva. He hecho propuestas para proteger los derechos humanos y he apoyado aquellas iniciativas que han presentado diputados de otros partidos y que me han parecido adecuadas y necesarias para los chiapanecos. Mis propuestas en el Congreso de Chiapas, han estado enfocadas a crear mejores condiciones de vida para cada ciudadano. No me he dedicado solamente a criticar a despotricar solo porque soy de izquierda o porque soy de oposición. Lo que es bueno para Chiapas y los chiapanecos, hay que apoyarlo; lo que es malo, hay que denunciarlo. Si no cumplo con mis compromisos de campaña, que me quiten el fuero y me revoquen el mandato.

—¿Cree estar usted en un proceso electoral competitivo pero al mismo tiempo equitativo?

—Creo que competitivo, sí. Estamos siendo competitivos con mi equipo de trabajo, con la gente que nos está acompañando en ésta contienda. La gente ya está cansada de los mismos y las mismas. La gente sabe quiénes somos los que estamos compitiendo y ya no es fácil engañarlos; aunque tapicen la ciudad de propaganda, la gran mayoría de los votantes tuxtlecos, sabe que urge un cambio y en las urnas habrán de confirmarlo. Podemos hacer posible la construcción de un Tuxtla mejor, con la participación de todas y todos.

—Por último candidata, ¿garantiza el PRD, su partido, el triunfo de ustedes en las condiciones de bancarrota moral en que se encuentra ahora mismo?

—He tratado de construir condiciones adecuadas a partir de Alejandra Soriano, de mi trabajo y por supuesto, de mis resultados. Vengo de una familia de la cultura del esfuerzo; de padres maestros y estudiante de escuelas públicas tuxtlecas. La universidad en una privada…

—¿La Salazar?

—La UVG. Soy licenciada en Derecho; aquí he hecho toda mi trayectoria profesional y política. Aquí está mi familia, mis mejores amigos y amigas, mi familia propia y aquí me voy a morir, con la cabeza en alto. Esa es mi mejor carta de presentación. Sí me acompaña mi partido, porque orgullosamente debo decir que soy gente de convicciones. Y eso la gente lo ve como algo positivo, porque el PRD, trabaja en favor de la gente, de las causas más sentidas de la sociedad.

—¿Chapulina?

—No soy chapulina, porque no ando de partido en partido buscando el hueso para hacerme millonaria; me gusta y me apasiona el servicio público, haciendo las cosas de forma transparente. Ahí está mi declaración de intereses, la de impuestos la patrimonial que dan fe de mi forma de trabajar. Mi campaña es modesta, precisamente, porque no cuento con millonadas de pesos para gastar en ella. En cambio, mis adversarios, sí derrochan dinero a raudales, lo que me lleva a pedir, respetuosamente al INI, una investigación profunda de sus gastos de campaña. Estoy segura que han rebasado, por mucho, el tope de campaña. No nos vamos a quedar callados por eso. El PVEM y el PRI, deben respetar y cumplir la ley.

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

26 marzo 2015

Tuxtla, ¿ciudad segura?



Compra de "Premios" sin mérito.
El tema de la seguridad en Tuxtla Gutiérrez, se está convirtiendo en un asunto que empieza a levantar severas y justificadas críticas contra la autoridad municipal que, en el pasado reciente, ha presumido cuestionables galardones y reconocimientos por una labor que el ciudadano común, no percibe de ninguna forma. Recurrentes se han vuelto los asaltos a plena luz del día y en las narices de la Policía Municipal, órgano que solo en contadas ocasiones, ha respondido con mediana efectividad.
En lo que va del año, se han disparado los asaltos a mano armada, hechos que la mayoría de los medios de comunicación silencian, sin que exista explicación de por medio. Solo en las últimas horas, se han reportado tres asaltos; dos de ellos, en bancos y uno en una tienda departamental que también cuenta con un banco.
El modus operandi, es el mismo: un solitario asaltante que llega hasta las cajas, amenaza a los empleados y se lleva un importante botín. Se calcula que en esas actividades ilícitas, participan al menos tres personas. El que intimida a los empleados de los establecimientos robados, el que cuida la puerta y un tercero que los espera con un automóvil para escapar.
La reacción de los cuerpos de seguridad es por lo general, tardía. Y sin resultado alguno. En ese tipo de situaciones, lo primero que resalta es la sospecha; ¿hay colusión entre los policías municipales y los asaltantes? Sorprende que muchos de los crímenes se hayan cometido en sitios concurridos y a unos pasos de edificios públicos resguardados por la policía.
El gremio periodístico, no ha estado a salvo de la criminalidad en aumento; a Ery Acuña, corresponsal de Tv Azteca, le vaciaron sus oficinas. A Alejandro Estrada, fotógrafo de policíacas y eventos sociales, le robaron su moto y a Alan Farrera, reportero local, lo asaltaron hace apenas unas horas, ¡a media cuadra de la Presidencia Municipal!
Que trabajadores de los medios de comunicación sean víctimas de robos y asaltos, revela el alto grado de criminalidad que existe en una ciudad que por lo general, venía siendo de las más tranquilas del país. No se puede negar que exista la llamada violencia común: pleitos de cantina donde un parroquiano saca una navaja y mata a otro bajo los efectos del alcohol; disputas por un amor que terminan en trompadas, líos por colindancias, agarrones por travesuras de los chavales, robo de una cadena, en fin… Pero el alto grado de criminalidad que estamos padeciendo, preocupa. Y mucho.
Indigna, además, puesto que las autoridades municipales al mando de Samuel Toledo Córdoba, se niegan a tomar cartas en el asunto. Ha sido preferencia del edil y el cuerpo de policía, tender cortinas de humo, negar la realidad y adquirir, con el erario público, “premios” que solo han servido para acrecentar las críticas a una administración municipal irresponsable e incapaz de hacer frente a la problemática de la ciudad.
La inoperancia de los cuerpos de seguridad municipal, es cada vez más notoria. Basta ver los nulos resultados que han tenido, por ejemplo, en el centro de la ciudad, donde los mismos agentes encubren a los llamados “carteristas” y “cadeneros”, resguardando lo robado para entregarlo a un tercer rufián que es el que finalmente, lo empeña en una de tantas casas de empeño que también están asociadas con ladrones y policías corruptos.
La crisis de seguridad por la que atraviesa la ciudad, es impresionante. Lo grave de todo esto es que no hay por ninguna parte, visos de una solución pronta, adecuada y contundente. Porque no hay voluntad del alcalde, a quienes muchos acusan de una serie de desvíos de recursos para beneficio personal, del que se ha negado a hablar públicamente.
Tuxtla Gutiérrez, no se merece el clima de inseguridad que prevalece. Es una ciudad cuyos habitantes, por naturaleza, son gente buena, preparada, trabajadora, pacífica. Si hay delincuentes en ésta, es porque ha habido una autoridad, sino promotora del delito, por lo menos, complaciente y además, débil para poner en cintura a quienes están robando entre otras cosas, la tranquilidad de los ciudadanos.
La exigencia es clara y fuerte: la violencia y la criminalidad, deben ser erradicadas por completo de la ciudad. Pero para lograrlo, será necesario un profundo cambio. Éste debe empezar por la salida del propio alcalde Toledo Córdoba, cuya capacidad para atender los asuntos municipales prioritarios, se ha perdido en compras de premios sin tener el mérito para ello. Se ha perdido además, la confianza y credibilidad en su persona, factores de peso para que en un ejercicio de honradez, él mismo ponga su renuncia ante el Cabildo y que otro, con mejores perspectivas y mayor capacidad, rescate a la ciudad.
amksheratto@hotmail.com

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...