16 febrero 2017

¿Por qué demandar a Trump?


Decretos unipersonales lesivos al derecho internacional. 
Hace unos días, el dirigente de MORENA, en gira por los Estados Unidos, lanzó una advertencia peculiar: demandaría al presidente de ese país ante la ONU, si el gobierno de Peña Nieto, no lo hace. La idea es buena; suena interesante y debe, además, ser tomada en cuenta y muy en serio… Obviamente, por el gobierno federal, cuyo delegado ante esa instancia internacional, es el único con las facultades plenipotenciarias para interponer cualquier queja, demanda o reclamación ante el Pleno de dicha organización.
Argumentos para demandar a aquel país, sobran, tanto en el plano institucional, como en el estrictamente personal. Y no solo ante la Organización de las Naciones Unidas, sino también ante la Corte Penal Internacional de La Haya, cuyas resoluciones en contra de EE.UU, ya tuvieron efecto positivo, por ejemplo, en el caso de una demanda nicaragüense, en 1986.
Desmenucemos el asunto: Donald Trump ha

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

14 febrero 2017

¿Fuerza moral?


Palabras, palabras, palabras... Cinismo puro.
La soflama anunciada como “mensaje”, bien podría condensarse al coro de aquella famosa canción italiana: “Parole, parole, parole” (Ferrio, Chiosso y Del Re, interpretada por Mina y Lupo, 1972), aunque al final debamos solo sintetizarla con un calificativo concluyente y categórico: cinismo.
Con los trece mil millones de pesos que se pagan de intereses por la deuda que dejó el sucesor impuesto por él mismo, se construirían siete puentes, 12 aeropuertos, seis carreteras y 20 hospitales… Refunfuñó sin ver de frente a su hipotético auditorio.
Si los once mil millones de pesos que la Federación destinó para reconstruir la zona devastada por el huracán “Stan”, se hubiesen invertido y no hubieran desparecido como realmente sucedió, los municipios siniestrados tendrían ahora siete puentes similares al “Puente Chiapas”, 12 aeropuertos como el “Ángel Albino Corzo”, seis carreteras como la que comunica a Tuxtla

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

13 febrero 2017

Descalificados ¿?


En éste mismo blog o en Youtube, podrá ver las entrevistas.
Si usted fuera candidato a la gubernatura de Chiapas, ¿cuál sería su principal objetivo en materia de gobernabilidad? ¿Qué plan propondría para reactivar la oferta laboral? ¿Qué métodos efectivos echaría a andar para terminar con la corrupción? ¿Abriría las compuertas para industrializar algunas zonas del estado? ¿Invertiría para incentivar el agrocomercio y la agroindustria? ¿Cómo convencería al electorado que su propuesta para garantizar la seguridad ciudadana es la mejor?
Se lo pregunto a usted porque existe la certeza que sus respuestas, estarían notoriamente más apegadas a la realidad que las que pudiera ofrecer cualquiera de los presuntos políticos que aspiran a ese cargo. La lista, por cierto, es inusitadamente larga. Precandidatos, han aparecido desde todas partes del estado, de tal manera que el superávit es más dañino que favorable.
Todos, sin excepción alguna, han tenido

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

09 febrero 2017

¿Quién podrá liderarnos?


Ante embates agresivos, ¿unidad nacional?
Desde que Donald Trump desencadenó su odio contra México, en el país ha surgido un nacionalismo con pocos precedentes en su historia; la independencia, la revolución y las reformas de Lázaro Cárdenas, despertaron al mexicano bronco, contestatario, determinado. En esos tres episodios de la vida nacional, hubo personajes que encabezaron al pueblo mexicano en su lucha. Hombres de valía moral, independientemente de sus yerros humanos.
Los logros están a la vista hasta el día de hoy, cuando la circunstancia impuesta por un presidente estadounidense ruin, xenofóbico, racista, demente, agresivo, impopular, amenazante, grosero e ignorante entre muchos defectos más, reúne a los ciudadanos para reclamar, exigir e imponer el respeto que la patria se merece ante un hombre irracional que pretende gobernar con el intestino grueso y no con el cerebro.
Todo bien hasta ahí. México unido contra la perversidad y el avasallamiento verbal; el país de pie, dispuesto a confrontar y enfrentar las agresiones. La nación entera contra un poderoso que no escatima recursos retóricos para intentar doblegar la dignidad de sus vecinos.
A la par del encendido nacionalismo, han surgido

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

06 febrero 2017

¿Son —nuestros políticos— pendejos?


Angel Mario Ksheratto

Con el debido respeto, queridos asnos.


► ¿Está justificado su uso?
► ¿Responde al discurso megalómano?
► ¿Sirven para algo?
► ¿Se oponen realmente al gasolinazo?


A simple escucha, suena a majadería de barrio bajo; sin embargo, la acepción da para mucho en términos figurativos, tanto gramaticales como conceptuales. Para algunos, “pendejo” es parte del vocabulario popular desde la perspectiva del vulgarismo. En México, más allá de la distorsión lingüística que significa, es tomado como un grave insulto o en cierto grado, como una muestra de afecto si entre los dicentes hay una clara cercanía familiar o de amistad.
Algunas definiciones de “pendejo” nos dan varias ideas que clarifican su uso e incluso, justifican su utilización en cuanto al trato hacia los políticos, principales responsables del desencuentro de la sociedad con las instituciones. No es para menos si de entrada reconocemos que dicha palabra es sinónimo de “tonto”, “estúpido”, “bobo”, “pusilánime”, “cobarde”, “desordenado”, “taimado”, “bruto”, “burro”, “torpe”, “necio”, “inepto”, “ingenuo”, “imbécil”… (Diccionario de Sinónimos.)
No se trata de una prevaricación deliberada y dolosa contra la clase política, sino de encontrar el justo medio entre lo que ellos creen ver en la sociedad y lo que ésta última ve —con exacto realismo— en ellos, lo cual viene a ser una especie de respuesta al discurso megalómano con que pretenden gobernar o acceder al poder.
De tal manera que el adjetivo se ajusta, per se, a los aludidos en el título del presente texto, si lo juzgamos a partir del descarriamiento discursivo al que han recurrido para la obtención de votos y, eventualmente, de

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

01 febrero 2017

La transparencia opaca


Sin austeridad, no hay transparencia.
Avance sobresaliente”, es el calificativo que el marco de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Chiapas da a una ley que, por paradójico que resulte, está entre las más opacas en materia de aplicación. Ello, evidentemente, resta confianza y credibilidad al Instituto de Acceso a la Información Pública, cuya titular ha sido severamente cuestionada desde que asumió el cargo, no por agentes externos, sino por los mismos Comisionados, quienes una y otra vez, han exigido alinear discursos con acciones.
Quizá haga falta recordarle a doña Ana Elisa López Coello, los criterios fundamentales de la institución que preside y, por supuesto, de la ley que la rige. Talvez recordarle que “transparencia”, etimológicamente, significa ver con claridad de un lado a otro, sin mácula ni restricción. Es decir, no dejar nada en la oscuridad, salvo aquellas cuestiones que pudieran poner en riesgo la seguridad de las personas en cuanto su privacidad.
La transparencia es un derecho ciudadano y transparentar, una obligación institucional, que se deriva de un

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

30 enero 2017

La mudanza de Zoé


Salteador de partidos.
No debe ser complicado mudar de siglas cuando en la intentona de pertenecer a la izquierda, se privilegian intereses personales y ambiciones de poder a espaldas de los representados, si es que éstos existiesen y si los hubiere, haya uno que hubiera ofrecido un voto a quien hoy, cambió de piel. Es obvio que me refiero al senador Zoé Robledo Aburto, quien nació en las entrañas más perversas del PRI, se trasladó —por mera conveniencia— al PRD y ahora —por ambigüedades ideológicas y aspiraciones inciertas—, cubre su desnudez con la camiseta de un partido de extrema izquierda.
Era, el senador Robledo, uno de los pocos que, se creía, conocía la sensatez y que pudiera haber sido dueño de una pizca de convicción; su mutación de colores dentro de la raída izquierda mexicana, desilusiona a sus seguidores y pone sobre la mesa de discusiones, los valores y principios de quienes no han sabido construir una oposición digna y respetable en el país.
No es malo que Zoé abandone a un partido sin credibilidad y confianza; tampoco es

CLICK EN EL TÍTULO PARA SEGUIR LEYENDO

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...