Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre 30, 2007

Violenta el PRI la autonomía municipal

Fichero Político

Angel Mario Ksheratto


Bajo amenazas, Arely Madrid
pretende frenar reforma
electoral.
La amenaza –que luego intentaron retirar sin mucho éxito– surgió cuando ya se había aprobado la reforma electoral: Si votan a favor, se van del partido. Desde luego, es una táctica burda por su origen y torpe porque se da fuera del marco de la libertad con que los ayuntamientos deben actuar. Es decir, al amenazar a los alcaldes si votan a favor de una reforma, la dirigencia del PRI violenta el principio de la autonomía municipal y traslada ésta al interés partidista, con lo que además, pone en riesgo la estabilidad social del estado, al promover una especie de terrorismo ideológico que podría conducir a los municipios a una situación extremadamente riesgosa.
Por otro lado, vemos que la perreta de la dirigencia priísta, es absolutamente infundada, legal y jurídicamente, puesto que se basa en una presuposición que, en los tiempos de gloria de ese partido, era práctica obligada.
No podrán negar…

El humor deA lfaro

Los odios entre mujeres

Fichero Político

Angel Mario Ksheratto


En el Instituto de la Mujer, se
privilegian los chismes de
lavadero y no las políticas
sensatas.
Suena casi a mandato, orden que pareciera ser la manda irresistible de uno de los organismos creados precisamente para alimentar la equidad de género pero también, para que las mujeres atiendan por sí mismas las exigencias que por años fueron desoídas y que ahora, encuentran una forma para la diversidad. Antes de seguir debo aclarar que Deysi Castillo, la actual titular del Instituto de la Mujer, no es santa de mi devoción; tiene sus mechas que prenden la pólvora debido a su agrio carácter y su fea forma de asumir sus relaciones públicas. Pero a la vez, es una mujer exigente con su trabajo, que es, desde mi modesto punto de vista, la raíz de los “males” que han generado una andanada de críticas cuya matriz está ahí mismo y se alimentan de envidias, fobias, haraganerías, chismes y ambiciones personales que no ayudan en nada a las mujeres mismas.
Hay, por deci…