Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre 8, 2009

Sobre la crisis, impuestos

Fichero Político

Angel Mario Ksheratto


El Presidente fue duro crítico de Ernesto
Zedillo cuando impúso gravámenes onerosos
a los mexicanos tras el "error de diciembre";
hoy hace lo mismo e incumple sus promesas
de campaña.
Lo que a Felipe Calderón “preocupaba” cuando vestía la playera de candidato a la Presidencia de la República, era el tema de los impuestos; muchos años antes, durante una visita a Chiapas, cuando nadie se imaginaba que llegaría a sentarse en la principal silla de Los Pinos, nos dijo a un reducido grupo de reporteros (los pocos que contraviniendo las órdenes de la entonces oficina de Comunicación Social del Gobierno del Estado, acudíamos a cubrir las conferencias de prensa de los líderes opositores) que el peor error de un Presidente era aumentar los impuestos en plena crisis económica. Estaba en boga el famoso “error de diciembre” que llevó al Presidente Ernesto Zedillo y su partido, el PRI, a la debacle definitiva. Calderón, que llegó acompañando a Mena Bravo, p…

"Consternación" por cierre de antros en Tuxtla

Fichero Político

Angel Mario Ksheratto


Muchos jóvenes mueren en aparatosos
accidentes tras ingerir bebidas embriagantes
en lupanares capitalinos donde se espenden
licores adulterados. Foto tomada de En Caliente
La verdad es que a pocos le importa; para muchos, mejor si cierran todos los centros de vicio, principales responsables de cientos de accidentes con saldos mortales. La preocupación en realidad, es solo de los dueños de esos lugares, quienes responsabilizan a la actual crisis económica del cierre de éstos. Lo que resulta gracioso es que ahora, sí se quejan, ahora lloriquean. Cuando sus lugares se llenan de chamacos, son soberbios, abusivos. ¡Hay qué ver el trato que dan a los parroquianos los gorilas que tienen en las puertas! Y también, los estratosféricos precios por el consumo.
No son pocas las veces en que los encargados de la “seguridad” de los antros, abusan de su fuerza para someter, vejar, agredir y asaltar a los borrachines que osan reclamar los cobros indebidos. Más aún, hay…