Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto 3, 2015

Chuchos y emperadores

@ksheratto
La analogía podría resultarles burda, de poco valor argumental, pero en el sentido estrictamente metafórico, reúne los elementos para considerar que entre los personajes a los que atraigo para éste escrito, hay semejanzas que, no por ser similares, son todas bondadosas. Jesús Arriaga fue, en el siglo XVIII, un legendario delincuente mexicano que, se dice, robaba para repartir el botín entre los pobres. A pesar que sus atracos los llevaba a cabo con extrema violencia (se cuenta que la profesión de bandido la abrazó para vengarse de un terrateniente que lo envió a la cárcel), era éste un criminal muy apreciado y admirado por la gente.
Es fácil identificar las razones por las que aquel peculiar héroe gozaba de popularidad y respeto. Su estilo robinhudesco, le generó simpatías por todas partes y no era para menos. La pobreza de los mexicanos en ese siglo, por cierto, era como la de hoy y los políticos, no han cambiado en lo absoluto.
La distancia in tempore, si se habrán dado cu…